lunes, 16 de enero de 2017

Tarta Ferrero Rocher


Esta tarta fue un reto que me pusieron mi marido y mi amiga Maripaz.

Estuvieron varios días diciéndome que no la hacía porque no me atrevía y claro, no podía darles la razón. Así que me puse manos a la obra y este fue el proceso.






Ingredientes:

Base

250 g galletas  María, 120 g mantequilla, 1 cucharada de azúcar moreno, 1 cucharada de cacao en polvo.

Mousse

300 g nutella, 250 ml leche, 9 láminas gelatina, agua, 400 ml nata para montar, 12 bombones Ferrero Rocher

Cobertura

200 ml nata para montar, 200 g chocolate con leche, 40 g mantequilla,

Decoración

Avellana troceada, 12 bombones Ferrero Rocher, nata montada.



Preparación:

Base

Lo primero que hice fue triturar las galletas y luego añadí el azúcar y el cacao y lo mezcle bien. Luego puse la mantequilla derretida y lo removí hasta que tuvo un color homogéneo. 

Lo puse en el molde desmontable y  presione bien con la espátula la mezcla para que quedase bien compacta.

Metí a continuación en la nevera unos 30 minutos para que endureciera.

Mousse

Trocee con un cuchillo los bombones en cachitos pequeños y los reserve.

Metí las láminas de gelatina en agua fría unos 10 minutos para que se hidrataran.

La nutella la  calenté un poco en el microondas para que estuviera un poco menos densa y fuese más fácil de trabajar.

Escurrí muy bien la gelatina, la puse en la leche que previamente había calentado un poco para que se disolviese mejor.

Puse la nutella en un bol y añadí la leche a temperatura ambiente, lo mezcle muy bien con las varillas hasta que se integró y la mezcla tuvo un color homogéneo.

Con la batidora monte la nata hasta que estuvo bien firme.

Puse un poco de la nata montada en el bol donde estaba la nutella y la batí bien con las varillas hasta que quedo bien integrado, así es más fácil mezclar luego el resto de la nata con movimiento envolventes.

Luego incorpore los bombones que previamente había troceado y seguí mezclando con movimientos envolventes.

Saque el molde de la nevera  y eche la mousse con mucha suavidad para que  no se estropease la base de galleta y volví a meterlo de nuevo en la nevera unas 2 horas.


Cobertura

Puse el chocolate troceado en un bol.

Calenté la nata hasta casi la ebullición, lo derrame por encima del chocolate y lo removí bien con las varillas hasta que se disolvió bien todo el chocolate y quedo una salsa espesa, una vez conseguido ese punto incorpore la mantequilla y removí nuevamente. Como la mezcla estaba todavía caliente se derritió enseguida. Seguí removiendo hasta que conseguí una ganache líquida y de color homogéneo. Lo tape con un film en superficie (para que no se cree una costra en la superficie).

Deje la ganache reposar unas 2 horas a temperatura ambiente.

Saque la tarta de la nevera, la cubrí con la ganache y la volví a meter en la nevera hasta el día siguiente (debe estar mínimo 4 horas).


Decoración

Para decorar coloque unos bombones, espolvoree unas almendras molidas y con la nata montada y una manga hice unos churritos.

Este fue el resultado. En mi casa ha sido un éxito absoluto.