miércoles, 27 de julio de 2011

Conservar lechuga


Para conservarla más tiempo en la nevera, métela en una bolsa de plástico bien cerrada. Y si tienes una lechuga mustia, puede ponerla en remojo unos minutos en agua fría en la que habrá s echado una patata cruda en trozos.