sábado, 20 de febrero de 2016

Baba napolitano al limonchelo


 El desafío de este mes lo propuso Toñi de ¿Qué se cuece en mi cocina? y se trataba de hacer “Babas napolitanos”.

Lo primero que tuve que hacer fue buscar información sobre los babas, porque nunca había oído hablar de ellos.
Os adjunto una breve referencia histórica sobre sus orígenes que encontré en el blog  http://www.myeuropeancakes.com/category/dulces/  y que me pareció muy interesante.
Erase una vez un rey destronado polaco que tenía una hija llamada Marie la cual fue desposada por Louis XV rey de Francia.

Este rey polaco llamado Estanislao I, era muy goloso y un gran amante de los dulces  los cuales comía a duras penas debido a la mala calidad de su dentadura, lo que le provocaba grandes dolores y malestares, algo usual en aquella época.

Su fiel pastelero, Nicolas Stohrer, creó para él un nuevo postre : un brioche tradicional de su país, que se parecía mucho a un Kouglof, perfumado con azafrán y  completamente embebido de un sirope con vino de Málaga, jugoso y esponjoso a su gusto ( en aquella época el ron no era más que una bebida con mala reputación únicamente consumida por marineros, piratas y corsarios. El vino de Málaga era un vino mucho más distinguido y muy apreciado por reyes y príncipes ). 

Estanislao I que era un rey muy culto y erudito, adoraba los cuentos e historias de la época, sobre todo las de Ali Babá, y fue así como llamó a este postre ( es así como se encuentra reflejado en numerosos libros de cocina de la época : pastel Ali Babá ).

Hoy 280 años más tarde, la casa Stohrer fundada por este mismo pastelerovc(el cual siguió hasta París a la princesa Marie ), todavía existe en la calle Montorgueil. La pastelería está declarada como monumento histórico y hoy en día se puede seguir degustando el pastel Ali Babá original.

El pastel fue rebautizado con el nombre de Savarin en el siglo XIX en honor a Anthème Brillat-Savarin, ilustre autor de la fisiología del gusto.

Una vez que ya supe en que consistía el dulce me puse manos a la obra.



Ingredientes:

Babas
350 g de harina de fuerza, 5 huevos, 75 g de mantequilla, 2 cucharadas de azúcar, 15 g de levadura fresca,50 ml de leche, una pizca de sal

Almíbar
1 l de agua, 500 g de azúcar, un trozo de cáscara de limón, 8 cucharadas de limonchelo.

Mezcle en un bol la levadura con la leche, cuando estuvo bien disuelta a añadí la harina, el azúcar  y los huevos uno a uno, a continuación la sal y lo mezcle todo bien hasta conseguir una masa bien ligada y entonces fui incorporando poco a poco la mantequilla, que previamente había dejado en forma de pomada. Lo amase todo bien hasta que me quedo una masa bien elástica y blanda.

Como no tengo los recipientes especiales para los babas yo use flaneras individuales
.
Las unte bien de mantequilla y espolvoree luego un poco de harina, intentando que cubriera todo el molde.

Llene cada flanera hasta más o menos la mitad con la masa, más no porque tiene que quedar sitio para cuando crezca, y lo deje reposar hasta que casi duplico su volumen.

Precalenté el horno a 180ºC, cuando ya estuvo listo introduje en el las flaneras y las deje unos 25 minutos.

Mientras se horneaban aproveche para preparar el almíbar.

Puse en una olla el agua, el azúcar, el limón y el limonchelo y lo deje a fuego suave unos 30 minutos.

Luego lo deje templar.

Cuando los babas terminaron de hornearse los desmolde y los coloque sobre una rejilla para que se fueran enfriando. Luego los empape bien en el almíbar y los serví con chantilly.

Este fue el resultado.




Si queréis ver las recetas de mis otros amigos de desafió las podéis encontrar en el blog DESAFIO EN LA COCINA