sábado, 4 de mayo de 2013

Tipos de aceites



Siempre uso aceite de oliva virgen extra pero nunca me fijo en el tipo de aceituna (tengo que reconocer  que soy una inculta, no tengo ni idea en que se diferencian unos de otros), pero esto se va a acabar, hoy he decido aprender algo sobre el tema y compartirlo con vosotros.

Las principales tipos de aceites de oliva en España son:

PICUAL: El epicentro de su producción esta en Jaén donde es predominante, pero la superficie de cultivo se extiende a las provincias limítrofes de Córdoba y Granada y a otras zonas de Andalucía. Hacia el norte, se adentra en tierras de la Mancha y aún más allá, púes se encuentra en franca expansión en España y en otros países oleícolas.
Es el aceite más estable que existe, significando esto un mayor período de vida y un excelente comportamiento frente al uso térmico en cocina por lo cual es ideal para frituras así como para ensaladas, salmorejos y tostadas.

CORNICABRA: Es un aceite frutado y su textura es fluida y aterciopelada. Su composición equilibrada de ácidos grasos esenciales, alto contenido en ácido oleico y componentes menores productores de excelentes aromas y sabores le hacen especialmente adecuado para su destino dietético.

HOJIBLANCA: Su cultivo se extiende principalmente por el norte de Málaga y por el sur de Córdoba, zonas donde es predominante. La encontramos también en Granada y en el este de Sevilla, concretamente en las comarcas de Loja y Estepa respectivamente
Presenta una composición de ácidos grasos muy equilibrada con ácidos saturados relativamente más bajos que en el resto de los aceites de otras variedades. Su composición es ideal desde el punto de vista alimenticio. La estabilidad ante al oxidación no es elevada y se recomienda mantener estos aceites al amparo de la luz y sin excesiva oxigenación durante el almacenamiento. Ideal para postres.

ARBEQUINA: Es predominante en Cataluña, y tradicionalmente se ha cultivado también en Baleares y en Aragón.
Es un aceite frutado con cierto aroma exótico. Olor a manzana fresca. Es un aceite muy fresco y joven que por su composición es algo más delicado que otras variedades frente a la oxidación por lo que es necesario mantenerlo en la oscuridad y a temperatura baja para garantizar su protección en el tiempo.


VERDIAL: Es un aceite afrutado con sabor muy dulce y agradable sin ningún tipo de amargor o picante. Se suelen mezclar con los de la variedad hojiblanca resultando un aceite con una estabilidad media.

EMPELTRE:  Es un aceite de color amarillo pálido en la mayoría de los casos, su olor es afrutado apagado, nunca presentan amargor ni picor y suele dejar un sabor remanente a almendra.
  
PICUDO: Es un aceite delicado ante la oxidación.