domingo, 14 de agosto de 2011

Romanos

En el libro de Apicio, "Tratado de cocina", se describe la manera de cómo conservar el pescado frito: "En el momento en que se acaba de freír se retira y se recubre con vinagre caliente". Para conservar los higos frescos, las manzanas, las ciruelas, las peras y las cerezas: "Se escogen cuidadosamente todas estas frutas con su pedúnculo y se meten en miel sin tocarse unas a otras".

Un segundo truco, "para conservar las trufas, se deben coger las que no hayan sido dañadas por el agua y se meten en un recipiente, alternando una capa de trufas y otra de serrín seco; se revoca la tapadera y se coloca en lugar frío". (El serrín servía también para la conservación de los racimos de uvas).


Recetas de cocina de Apicio:


Entrada de calabazas:


Colocar en un plato calabazas cocidas y escurridas. Echar en un mortero pimienta, comino, un poco de raíz de laser, un poco de ruda, se trabaja con vinagre y añadirle un poco de de frito para que dé color. Verter la salsa en una salsera. Cuando haya hervido dos y tres veces se retira y se espolvorea con pimienta.

Crema o jugo de cebada:

Se tritura al lavarla la cebada pelada que se ha puesto en remojo la víspera y se pone a fuego vivo. Cuando haya hervido, se añade una buena cantidad de aceite, un pequeño manojo de eneldo, una cebolla seca, ajedrea y se pone a cocer todo para obtener una crema. Se pone culantro verde y sal fina y al mismo tiempo se pone a hervir. Se le quitan los grumos, se pasa por el colador y se vierte la crema en la cacerola. Se muele pimienta, aligustre, un poco de poleo seco, comino y se rocía con miel. Se pone a hervir todo junto a fuego lento.


Dulces caseros:

Se deshuesan dátiles de cualquier clase y se rellenan con nuez o piñones o pimienta molida. Se salan por fuera, se fríen en miel cocida y se sirven.